Viernes 2 de Diciembre de 2022
  • UF: $34.823,37
  • Dólar: $885,77
  • Euro: $930,24
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $61.157,00

El Gobierno tiene hasta este viernes 30 de septiembre para ingresar el proyecto de ley de Presupuestos 2023 a la Cámara de Diputadas y Diputados.

Según El Mercurio, el Ejecutivo enviará esta propuesta en el plazo límite, ya que aún se encuentran definiendo los últimos detalles del contenido del primer erario fiscal que diseña la administración de Gabriel Boric.

Entre los factores que estarán presente en la discusión está la expansión del gasto, lo destinado a las temáticas sociales y el compromiso con la disminución del déficit fiscal, como también la incidencia que podría tener en el debate otras reformas, como la tributaria; a lo que se suman las medidas para enfrentar la recesión económica que se vislumbra para el próximo año y el combate a la inflación.

Además, según los últimos cálculos del Gobierno, señalan que la expansión del gasto fiscal estaría entre el 4% y el 5%, en comparación con la estimación para 2022.

La semana pasada, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, dijo que «la política fiscal va a hacer un esfuerzo de consolidación este año de una magnitud inédita. Es el esfuerzo de consolidación fiscal mayor que uno hoy puede identificar en el mundo y por lo tanto, en la medida en que lo completemos exitosamente, con el presupuesto de 2023 ya vamos a poder normalizar más el manejo de nuestras finanzas públicas. Para eso tenemos que seguir la trayectoria de balance estructural que se definió en el decreto sobre política fiscal».

«El presupuesto 2023 se ha preparado con esa lógica, con ese marco, y vamos a ver asignación de recursos a temas que son de prioridad de la actual administración, muchos de los cuales se discutieron a propósito del informe del OCDE, como es la inversión en investigación y desarrollo, sistemas de cuidado, protección social», añadió.

PARLAMENTARIOS PIDEN INVERSIÓN, DÉFICIT FISCAL Y CONSIDERAR LA INFLACIÓN
Juan Antonio Coloma (UDI), presidente de la comisión de Hacienda del Senado, indicó al matutino que «dado que el 2023 va a ser un año de grandes dificultades económicas, es nítido que el presupuesto tiene que estar bien realizado y es un desafío tanto para Hacienda como para el Congreso que se apruebe», señalando que «tenemos que ver los informes especializados para ver cómo juega ese 4% o 5% (de guarismo de gasto) con un plan para enfrentar la inflación».

Para el parlamentario de oposición, es «esencial» que el presupuesto enfatice en seguridad y empleo, que es el «elemento que parece más amenazado», como también en inversión, con proyectos definidos, «sea en el ámbito nacional o de Obra Públicas», y políticas adicionales para ir en ayuda de las pymes y más recursos en los Gobiernos Regionales.

Por su parte, el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), miembro de la comisión de Hacienda, dijo que «el Gobierno ya ha tomado medidas desde el punto de vista del endeudamiento externo. El Banco Central está haciendo su pega desde el punto de vista de la inflación y el ministro Marcel ha sido categórico de que vamos a ir convergiendo a la reducción del déficit fiscal. Eso no significa suspender los programas sociales, ni la inversión pública, que es la que va a generar una actividad económica muy significativa».

El también integrante de la comisión de Hacienda pero de la Cámara Baja, el diputado Frank Sauerbaum (RN), recalcó que «no se debiera hacer un presupuesto tan halagüeño, considerando la situación macroeconómica, pero también no tenemos la seguridad de que este presupuesto va a tener el financiamiento por la reforma tributaria, si es que esta se aprobara», además reflexionó que extraña «una reflexión del Gobierno para poder contraer el gasto fiscal y de esa manera poder expandirnos en las cosas que nos ayudan a combatir la recesión del próximo año».

Share

Leave a Reply