Viernes 2 de Diciembre de 2022
  • UF: $34.817,58
  • Dólar: $894,82
  • Euro: $924,02
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $61.157,00

Corea del Norte lanzó un misil balístico de corto alcance al mar de Japón este domingo, dos días después de que un portaaviones de propulsión nuclear estadounidense llegara al Sur para realizar maniobras conjuntas con la milicia de ese país.

El lanzamiento fue detectado a las 6:53 hora local (18:53 horas del sábado en Chile), y se presume que fue realizado desde el condado de Taechon, en el noroeste del país, dijo el Estado Mayor Conjunto (JCS).

«Mientras fortalecemos nuestra vigilancia, nuestro ejército mantiene una postura de preparación total en estrecha cooperación con Estados Unidos«, dijo el JCS en un comunicado remitido a la prensa y publicado por la agencia local de noticias Yonhap.

Según el Ministerio de Defensa de Japón, el misil cayó en aguas del mar de ese país, fuera de su zona económica exclusiva (ZEE).

El de este domingo es el primer lanzamiento de proyectiles balísticos que Pionyang efectúa desde junio, cuando disparó ocho misiles de corto alcance, y además se produce tras varios días de informes que señalan que Pionyang se prepara para probar un nuevo submarino con capacidad para lanzar misiles balísticos.

Se trata del quinto lanzamiento de misiles norcoreano desde que el conversador Yoon Suk-yeol llegara a la presidencia del Sur en mayo.

Corea del Norte ha realizado este año un número récord de ensayos de proyectiles, tras aprobar el año pasado un plan de modernización armamentística, y ha endurecido también su postura nuclear.

COREA DEL SUR Y EE.UU REFUERZAN COORDINACIÓN

Horas más tarde, el JCS determinó que el misil recorrió 600 kilómetros con un apogeo de unos 60 km antes de caer en aguas del mar de Japón. De todas maneras, autoridades de inteligencia surcoreana y estadounidense siguen analizando el lanzamiento para esclarecer otros detalles.

Poco después del disparo, el jefe de la milicia de Corea del Sur, general Kim Seung-kyum, y el general Paul LaCamera, comandante del Comando de las Fuerzas Combinadas de Corea del Sur y Estados Unidos, mantuvieron conversaciones para abordar su coordinación en materia de seguridad.

Ambos reafirmaron que a través de las maniobras marítimas de finales de este mes y otros esfuerzos, sus países «consolidarán aún más su postura de defensa combinada contra cualquier amenaza y provocación de Corea del Norte«, según un comunicado publicado por Yonhap.

«Si bien hemos evaluado que este evento no representa una amenaza inmediata para el personal o el territorio de EE.UU, o para nuestros aliados, el lanzamiento del misil destaca el impacto desestabilizador de los programas ilegales de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos de la RPDC», añade el texto.

Share

Leave a Reply