Miércoles 5 de Octubre de 2022
  • UF: $34.312,76
  • Dólar: $955,42
  • Euro: $936,14
  • IPC: 1,20%
  • UTM: $60.310,00

Mientras que las encuestas sostienen que el Rechazo le sacará ventaja al Apruebo en el Plebiscito de salida, la ex presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, instó a sus pares a promover «la verdad del texto», que quedó armonizado este martes.

«Personalmente, siento que todavía estamos en deuda con la ciudadanía, porque nos concentramos a redactar las normas constitucionales, y en este tiempo que nos queda, necesitamos llevar la verdad del texto a todos los rincones de Chile, para no dar espacio a las mentiras que quieren impedir que este proceso llegue a buen fin», enfatizó la constituyente mapuche.

A la vez, la académica pidió establecer «con claridad y precisión que aquí no hay tercera vía, no hay ‘amarillos’: o se aprueba esto o se rechaza, y si se rechaza, volvemos a la Constitución anacrónica de Pinochet».

En contraste, Hernán Larraín Matte (Evópoli) reiteró que «este texto tiene muchos problemas, y muchos chilenos están pensando seriamente en rechazarlo, y buscar una fórmula para que Chile tenga una buena nueva Constitución, y creo que el Gobierno también tiene una responsabilidad en esto», aludiendo a la ya descartada tercera vía.

Al mismo tiempo, el convencional insistió que en relación con el Plebiscito, el rol del Ejecutivo es «tan sólo ejecutarlo e informar respecto de él».

CONSENTIMIENTO DE PUEBLOS ORIGINARIOS
Uno de los aspectos del texto final que han provocado dudas es el consentimiento previo, libre e informado que se debe requerir a los pueblos indígenas en el marco de la participación en entidades territoriales en el Estado Regional, o como sostiene la propuesta constitucional, «en aquellas materias o asuntos que les afecten en sus derechos reconocidos en esta Constitución».

Entre las cuatro propuestas rechazadas del informe de la Comisión de Armonización estaba la redacción alternativa de este aspecto, que establecía que la norma regiría «en aquellas materias o asuntos que les afecten».

Yendo al fondo del articulado, para Larraín Matte éste implica que «va a quedar una forma de consulta indígena, que exige un consentimiento previo, libre e informado respecto de todos los derechos que establezcan en esta Constitución para los pueblos indígenas, y eso hace que este sea un texto imposible de reformar. Ese es un gran candado».

«Para nada: no es respecto de una reforma constitucional. Es una interpretación excesiva, antojadiza y que tiene un objetivo distinto, que es confundir a la ciudadanía en torno a lo que estamos haciendo en la Convención Constitucional», refutó Andrés Cruz (Colectivo Socialista).

Finalmente, la convencional mapuche Rosa Catrileo explicó que «el consentimiento tiene que ser interpretado a la luz del derecho internacional de los derechos humanos de los pueblos indígenas, en donde se tienen casos acotados para requerir el consentimiento, y que tienen que ver con cuestiones territoriales».

«Son tres los casos donde se requiere: el desplazamiento territorial forzado, el vertimiento de residuos tóxicos en territorios indígenas y los ejercicios militares en los territorios indígenas», precisó.

Share

Leave a Reply